Actividad industrial en Ensenada

El Riesgo ambiental y la amenaza a la salud

El impacto que genera el tratamiento de hidrocarburos en el Polo Petroquímico está causando consecuencias en el medio ambiente y distintas enfermedades en los vecinos de la zona.

Por Florencia Ruiz

El mundo está en crisis ambiental debido a las consecuencias que genera el desarrollo industrial por parte de los hombres. Estos daños producen cambios que afectan la calidad del aire, del agua, del suelo, y también la salud de los seres humanos que habitan en la tierra.

En ensenada, está ubicado el Polo Petroquímico, que funciona desde 1927 y su actividad se basa en procesar crudo y obtener productos de mayor valor agregado como naftas, gasoil, lubricantes y productos químicos. Está conformada por 27 plantas industriales, las cuales están divididas en tres grandes grupos: una parte de lubricantes, una de destilería y la última de refinería. Es la más importante de Argentina, pudiendo llegar a procesar 300.000 m3 por día de hidrocarburos nacionales (bajo contenido de contaminantes) e internacionales (alto contenido de contaminantes).

Los potenciales problemas de contaminación que genera la industria se debe a que hay tres grandes grupos de contaminantes: el líquido, el sólido y el gaseoso. Alicia Ronco, Directora del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), expresó que en el radio del Polo Industrial se encuentra un mayor porcentaje de compuestos llamados hidrocarburos policíclicos aromáticos, que son de alto riesgo para la salud.

La actividad productiva genera un grave impacto ambiental, debido al tratamiento de los hidrocarburos, contaminando el aire con las emisiones gaseosas, y además, ha afectado a los canales cercanos, al agua subterránea, a la flora y a la fauna del lugar, como así también, la salud de la población que vive cerca del Complejo industrial.

A consecuencia de esto, la población de Ensenada convive con sustancias tóxicas, metales pesados (mercurio, cadmio, cromo) y otros contaminantes que el Polo Petroquímico emite diariamente. Norma Domancich, especialista en Ambiente y Patología, jefe de Trabajos Prácticos de la Cátedra de Salud Ambiental, Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP explicó: “las personas que viven en los barrios cercanos al Polo Petroquímico se hallan expuestas a serios daños a la salud, especialmente, problemas respiratorios (afecciones bronquiales, asma, etc.), distintos tipos de cánceres, alergias, trastornos de la piel, afecciones nerviosas, alteraciones en la producción de glóbulos rojos y una de las más importantes, por su gravedad, es el cáncer, en sus distintas formas”.

Los barrios más afectados a la contaminación son el barrio Mosconi y el YPF, ya que su ubicación los perjudica diariamente. Uno de los indicadores es el olor a los hidrocarburos que emiten las plantas continuamente. Además, los vecinos deben convivir con la presencia de polvillo en las viviendas, como así también los techos de las casas deteriorados o sin color.

Debido a las constantes irregularidades en el funcionamiento de las plantas y a los insuficientes controles por parte del gobierno tanto municipal como provincial, los vecinos de la zona conformaron la ONG Unión Vecinal Mosconi, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas que habitan en Ensenada y conseguir que las empresas disminuyan la producción de emisiones tóxicas que afectan al medio ambiente.

Con respecto al rango más afectado por ésta actividad Norma Domancich destacó: “todas las personas expuestas a las sustancias tóxicas son susceptibles de enfermarse, aunque sin duda los niños, los ancianos y las mujeres embarazadas son los grupos más vulnerables. La posibilidad de enfermarse tiene que ver con la predisposición de cada persona, el tiempo de exposición y el contacto con las sustancias y la concentración de las mismas”.

El daño causado por la actividad del Complejo Industrial, es de tales dimensiones que las soluciones son a largo plazo, implicando costos económicos muy altos. Domancich señaló que salida es que las empresas disminuyan las emisiones de sustancias tóxicas y realicen todas las tareas que minimicen la contaminación ambiental y el riesgo de accidentes, como así también el Estado debe velar por el cumplimiento de la legislación vigente que establece controles ambientales.

Debemos tomar conciencia de que el Polo Petroquímico afecta a Ensenada, y alrededores. A medida que aumenta el poder del hombre sobre la naturaleza, el medio ambiente que lo rodea se deteriora cada vez más, teniendo como consecuencia daños tanto en el presente y futuro de las personas.

About these ads