Muestra de animales en cautiverio

Bariloche

Ecologistas se manifiestan contra

la exhibición de animales

Un grupo de ecologistas se presentó en la puerta  del salón de Bomberos Voluntarios de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en donde se estaba realizando la muestra de animales silvestres exóticos “Planeta Animal”. En una acción manifestando su repudio hacia la muestra, repartieron volantes entre el público que estaba esperando pagar su entrada y a las familias que salían de la muestra, invitando a un diálogo reflexivo.

por Florencia Yanniello

“La base del cuestionamiento- dice Analía Cogliatti de la Organización Ecologista Piuké -es que la exhibición de animales es un acto repudiable. Es un ejemplo para los chicos que fomenta el mascotismo de especies silvestres. La educación es importantísima en este sentido, si estimulamos el mascotismo de especies exóticas silvestres, aumenta el comercio de vida silvestre. El tráfico de fauna es el tercer negocio ilegal en el mundo luego de las armas y de las drogas que no existiría si no hubiera público consumidor”.

Además manifestó que mientras estaba repartiendo volantes y conversando con los visitantes de la muestra, las reacciones eran en contra del exhibicionismo de los animales. “Cuando repartía los folletos sentía que la gente reaccionaba automáticamente y respondía con aceptación. Había madres que expresaban su desacuerdo con que los animalitos que están encerrados”.

Pedro Bellora, vecino que participó de la acción, observó que “nadie tiró el papel, todos lo leyeron con atención”, y estimó que “la exhibición de estos animales es un hecho condenable en sí, más allá de los fines que pueda aducir la empresa organizadora, no valida estos métodos”.

Por otra parte, en sus panfletos los vecinos y ecologistas manifestaban que “la penosa visión de un animal que ha sido extraído de su entorno natural y encerrado entre barrotes, o la insistencia de conseguir la procreación en cautiverio sólo para fines recreativos de los humanos, está tan extendida en el mundo que no será fácil generalizar la conciencia de que nuestra felicidad, diversión y estabilidad emocional, no deben conseguirse a costa del sufrimiento innecesario de los animales que comparten nuestras vidas sobre la Tierra”.

Definitivamente, los animales cautivos son proyecciones de los egoísmos, pues no existe ninguna justificación racional o de peso para privar de la libertad y de su ambiente natural a los animales y convertirlos en seres tristes, desnaturalizados, devaluados en sus condiciones físicas y condenados a un presidio que no pedirían si tuvieran ocasión de elegir.

Como alternativa, los ecologistas recomendaron visitar los Parques Nacionales, las áreas protegidas municipales y provinciales, para observar las especies silvestres o sus rastros y señales en libertad y en su hábitat natural. La propuesta es que todos sean protagonistas de la conservación. Pues la comunidad debe asumir que, cuando un animal silvestre es extraído de la naturaleza, su reinserción a su hábitat es un desafío técnicamente complejo, económicamente costoso y ecológicamente riesgoso.

Además agregaron que en este tipo de actividades hay riesgo de escape y consiguiente agregado de especies invasoras.

Los manifestantes afirmaron: “el siguiente paso es reunirse para proponer una legislación municipal y provincial adecuada a una visión más amigable con los demás seres del Planeta y que contemple otras visiones más actuales con nuestra idiosincrasia”.

Anuncios