Buenos Aires y la resistencia al modelo extractivo

Asambleas socioambientales bonaerenses

se reúnen en Bahía Blanca

El encuentro regional se realizará del 5 al 7 de abril con el objetivo de fortalecer las luchas socioambientales de la provincia y pensar estrategias conjuntas para continuar  resistiendo al actual modelo extractivo. Bahía Blanca, emblema de la contaminación industrial, recibirá a asambleístas de toda la región.

por Florencia Yanniello

521693_464112236993555_2134801794_n

Los antecedentes de esta convocatoria son los dos encuentros que se realizaron a finales de 2012 impulsados por organizaciones y asambleas de la provincia de Buenos Aires pertenecientes  a la Unión de Asambleas Ciudadanas. El primero fue en noviembre de 2012 en La Plata y el segundo fue convocado un mes después en la localidad bonaerense de Moreno.

En ambos encuentros  -en los que participaron asambleístas de Berisso, La Plata, Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, Villa Gesell, Sierra de la Ventana, Bahía Blanca-, el objetivo fue que se fortalezcan los lazos de los grupos que están en la provincia de Buenos Aires luchando contra emprendimientos extractivistas.

En este caso,  a Bahía Blanca viajarán asambleístas de Moreno, La Plata, San Vicente, Mar del Plata, Luján, La Pampa, Tres Arroyos, Sierra de la Ventana, Los Toldos, Río Colorado y Puan, mientras que se sumarán vecinos de  Mendoza y Neuquén porque se abarcarán también temáticas interjurisdiccionales de la provincias de Mendoza, Neuquén, La Pampa y Río Negro conformadas en la cuenca del Río Colorado donde se desarrolla el conflictivo proyecto de extracción de sales “Potasio Río Colorado”.

Desde la organización del encuentro esperan que se puedan coordinar esfuerzos y construir estrategias concretas de resistencia y acción que puedan fomentar el protagonismo popular y el pensamiento crítico frente a los graves problemas que plantea el actual modelo productivo. “Anhelamos poder arribar a propuestas colectivas de acción en las distintas temáticas que se abordarán: transgénicos y agrotóxicos, conflictos costeros y del urbanismo, Proyecto Potasio Río Colorado y explotaciones no convencionales”, señala Magali Heredia, integrante de Aukan, Asamblea Ambiental del Sur.

Además, agrega que desde la Asamblea “esperan poder hacer un diagnóstico en común y plantear alternativas que se adelanten a los puntos sin retorno a los que está conduciendo a ritmo vertiginoso el modelo de producción extractivista en Argentina”.

El encuentro comenzará el viernes 5, con una conferencia de prensa de las asambleas para dar testimonio de las diversas luchas, mientras que el sábado y se trabajará en comisiones para terminar el día con una movilización y radio abierta por el centro de la ciudad.

“Es importante que las asambleas de la región participen de estos encuentros para fortalecer la comunicación y organización colectiva, para incentivar la participación de las comunidades locales, visibilizar la interjurisdiccionalidad de muchos de los conflictos ambientales actuales y evaluar planes de acción conjunta”, concluye Magalí Herdia.

 ————————————————————————————————-

Bahía Blanca, zona de sacrificio

Bahía Blanca, la ciudad anfitriona, evidencia el paradigma del modelo de producción extractivista nacional y representa la síntesis de las experiencias saqueadoras de la región. “Bahía Blanca es una postal de lo que implica ser ‘zona de sacrificio’ en materia ambiental. Las problemáticas ambientales van desde la pérdida de la costa en manos de empresas industriales y petroquímicas, la contaminación de la ría en niveles alarmantes con causa en la falta de tratamiento de efluentes cloacales e industriales altamente tóxicos, hasta la instalación de un buque regasificador en Ingeniero White a una distancia que reviste altísima peligrosidad para la población por riesgo de explosión y por su cercanía a las empresas del polo petroquímico”, explica Magalí Heredia.

Desde la Asamblea denuncian que este modelo productivo deja una destrucción de la pesca artesanal y otras fuentes de trabajo tradicionales, el deterioro de la salud de la población, cooptación de las instituciones de la ciudad, mayor índice de desocupación, graves accidentes industriales, contaminación del aire, agua y tierra y una prolongada crisis hídrica.

Anuncios