“La idea de una transición energética que abandone los combustibles fósiles puede contribuir a repensar los modelos de desarrollo del país”

 

por Daiana Melón

En los últimos años el litio, mineral que se halla en gran parte de los dispositivos eléctricos por su capacidad de almacenar energía, ha comenzado a ocupar un papel preponderante en el desarrollo y planificación energética. Argentina cuenta con una de las más importantes reservas de este mineral, presente en los salares de algunas provincias del noroeste. A principios de 2015 la Editorial El Colectivo en conjunto con el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) publicaron el libro Geopolítica del Litio. Industria, Ciencia y Energía, fundamental para comprender el escenario actual y las potencialidades existentes detrás de este elemento químico. Esta obra fue coordinada por Bruno Fornillo y en ella participaron Andrea Florencia Puente, Ariel Slipak, Julián Zícari y Melisa Argento. Aquí una entrevista realizada por Tinta Verde al coordinador del libro.

descarga

¿Cómo se realiza el proceso de extracción del litio y dónde se ubican las principales reservas en Latinoamérica?

El proceso de extracción de litio en Sudamérica se realiza a través de la extracción de salmueras, el litio contenido en las salmueras, esto es en los salares que existen en el altiplano, en Bolivia, Chile y Argentina. Justamente los salares de esos tres países conforman un triángulo y por eso se habla del “triángulo del litio”. En conjunto estos salares contienen el 80% de las reservas más rentables del planeta, de modo tal de que algunos han llegado a hablar de la “Arabia Saudita del litio”. Sin embargo, no es exclusivo de Sudamérica el contar con reservas, sí son las más rentables y las más fáciles de extraer. Hay diferentes métodos de extracción del litio de la salmuera, la salmuera sale a la superficie, se deja en grandes piletones que evaporan el agua, entonces concentran el litio y diferentes minerales, después a través de un muy pequeño proceso industrial en el cual se le agregan algunos químicos o cal por ejemplo se termina de separar el carbonato. El carbonato de litio es litio en estado de materia prima, que supone un grado de pureza del 99,6%, ese es litio grado batería, que se utiliza para las baterías.

 ¿Cuál es la potencialidad real del litio a nivel de desarrollo económico?

Depende siempre de que se hable con respecto al litio. Nosotros creemos que la potencialidad en tanto materia prima, en tanto extracción minera es menor, dentro de lo que es la extracción minera, el litio representa un mercado pequeño y no tiene demasiada importancia, además es costoso ambientalmente, genera trabajos adosados de poco valor, no requiere un conocimiento de gran tamaño. Sin embargo, lo que es el mercado de las baterías, desde nuestro punto de vista, ahí sí hay un potencial de grandísima escala porque hay dos campos claves. Por un lado, las baterías de litio para el transporte, de modo tal de convertir en transporte eléctrico autos, camiones, transportes públicos, etc., toda la movilidad de transporte; y por otro lado, que se habla menos de esto pero es casi tan importante o más, las baterías de litio van a ser significativas para la transición energética, para un paradigma sustentado en energías renovables, porque lo que hacen las baterías es que pueden almacenar esa energía, entonces como lentamente vamos a ir traspasando, para bien o para mal, de combustibles fósiles hacia energía eléctrica, esa energía eléctrica hoy por hoy no tiene donde guardarse, entonces el lugar donde guardarse y donde transmitirse con relativa estabilidad son las baterías de litio, estamos hablando de mega baterías de litio para almacenar energía. No es el futuro, es algo que ya se está dando, de hecho, un ejemplo que puede llegar a ser provechoso es el de Tesla Motors, que es una empresa norteamericana que está fabricando autos eléctricos de litio con una performance realmente muy importante, similar a los autos regulares y a la vez que fabrica estos autos, hoy por hoy está lanzando al mercado unas baterías hogareñas que sirven para regular las energías de los hogares. A nosotros lo que más nos interesa en este punto, es por ejemplo algo que se está dando fuerte en Alemania, que una casa, que cualquier unidad pueda producir energía y utilizar lo que precisa y tomarlo del sistema y lo que no precisa volcarlo al sistema. Entonces eso permitiría descentralizar la producción energética, que todos los ciudadanos e individuos puedan ser productores de energía a la vez que consumidores, y eso se podría lograr con paneles solares, con fuentes eólicas de pequeña escala, etc. Y en Alemania gran parte de la provisión de energía renovable se brinda a partir de ciudadanos.

 ¿Qué impacto a nivel ambiental puede llegar a generar la extracción de litio?

El impacto es muy claro, fundamentalmente es que se consume mucha agua, creo que un millón de litros de agua por tonelada de litio extraído, una batería de auto lleva diez kilos, una batería de celular entre dos y tres gramos, o sea que de una tonelada se pueden hacer muchísimas baterías, pero consume un millón de litros de agua en una zona que además es árida, con lo cual impacto ambiental es alto. De todos modos, hay que mencionar dos cosas: por un lado hay métodos de extracción que no consumen agua o consumen mucha menos agua que están en vías de desarrollarse o están experimentando, y algunos ya se están aplicando; por otro lado, si bien es una minería ambientalmente peligrosa no lo es al nivel de lo que es la minería a cielo abierto, que el grado de peligro y de contaminación ambiental que genera es mayor, muchísimo mayor.

 Y mediante alguna técnica, ¿se podría reducir o recuperar el agua que se utiliza?

Hoy por hoy no. Siempre depende de las versiones, y acá hay un campo de desconocimiento que es bastante significativo, pero hoy por hoy las empresas que extraen, en Argentina y en Chile están todas en manos extranjeras, no así en Bolivia, las empresas dicen que consumen un tipo de agua que no es dulce y que no sirve para el consumo humano, pero en general esto es muy posible que sea falso y a la vez pone en cuestión todo el ecosistema del lugar. Entonces si fuera posible, no es lo que está pasando. Hay técnicas que lo que permiten son unos métodos que no son por evaporación, son químicos, de modo tal que no se utiliza agua en esas cantidades, se utiliza muchísimo menos, habría que obligar a las empresas a tener un método de extracción ambientalmente muy poco nocivo, que es posible. De hecho Argentina patentó un método de extracción que no utiliza prácticamente agua, pero que está en estado de experimentación, habría que ver cuáles son los avances en relación a este método.

 ¿Toda la cadena de extracción y comercio del litio hoy en Argentina está en manos privadas?

La extracción del litio guarda semejanza con el ámbito minero general, la única diferencia es que Jujuy declaró al litio recurso natural estratégico y a raíz de ello tiene el 8,5% de una serie de explotaciones que se dan en la provincia, pero es un porcentaje menor, no es una injerencia decisiva. Igualmente con ese porcentaje a Argentina le alcanzaría y le sobraría para los próximos 30 años para fabricar baterías, que es el proyecto estratégico fundamental, lo cual no quiere decir que la presencia del Estado en la actividad primaria y extractiva sea significativa, es prácticamente nula, tanto el Estado nacional como el Estado provincial, como de las propias comunidades, que no olvidemos que el litio en realidad se encuentra en territorio que pertenece de manera evidente a comunidades andinas que habitan esos territorios hace cinco milenios, de modo tal que nuestros pobre 200 años no llegan a justificar en lo más mínimo tener un tipo de prerrogativa sobre esos territorios.

 Hay algunas comunidades como la de Salinas Grandes y Laguna de Guayatoyoc que denuncian que a partir de la extracción del litio se podrían salinizar las napas, ¿esto efectivamente podría suceder?

Sí eso puede pasar en función del tipo de extracción y de la regularidad y el ciclo del agua, una de las cosas que puede suceder, aunque a veces no utilicen agua dulce en particular, todo el ciclo hace que el agua dulce que hay en la napa se salinice, entonces termina perjudicando a todo el ecosistema y poniendo en peligro el propio hábitat humano de esa región, y no solamente humano, sino también animal y vegetal, es decir de los seres vivos.

Eventualmente para una sociedad sustentable en sentido fuerte, hoy por hoy el litio es necesario, entonces no es tan sencillo porque el oro es evidente que no sirve para nada y que es una tontera extraerlo, que no tiene ningún tipo de valor, en cambio el litio sí tiene valor, aún si uno quisiese establecer una sociedad ecológicamente sustentable y reproducible en el tiempo precisaría actualmente baterías de litio, de modo tal que se sitúa en un lugar problemático que es bastante más interesante que el puro rechazo evidente hacia otras prácticas mineras para algo que no sirve para nada, el litio sí sirve, entonces habría que extraerlo cualquiera sean las circunstancias y la condición societal, lo cual no quiere decir que no haya que extraerlo de la manera menos dañina para con el ambiente posible, pero sí es un mineral que contribuye a la transición verde, de modo tal que habría que extraerlo de alguna forma, pero hay también en el mar, hay litio en muchos lados, lo que pasa que ahora las reservas más rentables están en Sudamérica.

 ¿Por eso las grandes empresas están avanzando en la extracción en Sudamérica, como por ejemplo Toyota?

A las grandes empresas no les interesa el costo del litio, porque el costo dentro de una batería es ínfimo y en un auto ni hablar, sin embargo hoy por hoy se necesita litio, entonces lo único que les interesa es asegurarse el abastecimiento. Toyota lo que tiene es un 25% de la producción de oro y cobre en el Salar en Jujuy, de modo tal de que así se asegura la producción que podría eventualmente necesitar si se dedicase a producir autos eléctricos a gran escala. Toyota es una de las pocas compañías que hoy está apostando un poco más al hidrógeno antes que el litio, pero de todos modos se asegura esa provisión de litio por si pudiese llegar a necesitarlo y a un costo razonablemente menor. Corea experimenta extraerlo del mar, igual que China, pero por ahora los costos son mayores.

Hay algo que a nosotros nos interesó especialmente al litio y fundamentalmente a las baterías de litio porque hablan de otro tipo de modelo de desarrollo que no está vinculado a ese consumo desenfrenado, carente de sentido y que nos conduce como un callejón sin salida en términos ecológicos, sociales. En ese sentido creo que está pendiente para Sudamérica crear escenarios alternativos de sociedad que puedan de alguna manera recrear las figuras emancipatorias más clásicas, que en su momento el socialismo tuvo un peso fuerte dentro del imaginario de transformaciones radicales, está pendiente recrear esos nuevos imaginarios, esos nuevos escenarios de modelos de desarrollo y, desde nuestro punto de vista, el litio de alguna manera puede contribuir a eso, nos parece que la idea de una transición energética que abandone los combustibles fósiles que representan un 56% de las emisiones de gases de efecto invernadero, puede contribuir a repensar los modelos de desarrollo de nuestro país.

Anuncios